Inicio > Noticias > Los antibióticos pueden incrementar levemente el riesgo de asma infantil.

Los antibióticos pueden incrementar levemente el riesgo de asma infantil.

Autora: Laurie Barclay, MD

Según los resultados de un análisis sistemático publicado recientemente en la versión en línea de Pediatrics, la exposición prenatal a los antibióticos o en las primeras etapas de la infancia puede incrementar levemente el riesgo de asma infantil subsiguiente.

El Dr. William Murk, MPH, del Centro de Epidemiología Perinatal, Pediátrica y Ambiental del Yale University School of Public Health en New Haven, Connecticut, y sus colaboradores, escriben en su artículo: «La prevalencia creciente del asma infantil se ha relacionado con una exposición de bajo grado a los microorganismos, según lo describe la hipótesis de la higiene». «Los datos indicativos de una verdadera relación entre el empleo de antibióticos y el asma infantil serían un respaldo más para la reducción de las recetas innecesarias de antibióticos durante el embarazo y en las primeras etapas de la vida y brindarían apoyo a la hipótesis de la higiene».

El objetivo del estudio fue analizar los datos relativos a una interrelación entre la exposición prenatal a los antibióticos o en el primer año de vida y el riesgo de aparición de asma infantil. Los investigadores realizaron una búsqueda sistemática en PubMed de estudios publicados entre 1950 y el 1 de Julio de 2010, en que se evaluaron las interrelaciones entre la exposición a los antibióticos durante el embarazo o en el primer año de vida y el asma a los 0 a 18 años de edad (para las exposiciones durante el embarazo) o a los 3 a 18 años de edad (para las exposiciones durante el primer año de vida). Los investigadores evaluaron la validez de cada estudio basándose en su diseño científico, la edad en la que se estableció el diagnóstico de asma, el ajuste con respecto a infecciones respiratorias y la frecuencia de consulta.

En 20 estudios de exposición a antibióticos durante el primer año de vida, las oportunidades relativas (OR) combinadas para asma a los 3 a 18 años de edad fueron 1,52 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,30 a 1,77). La estimación del riesgo combinado máximo para el asma se observó en ocho estudios retrospectivos (OR: 2,04; IC del 95%: 1,83 a 2,27) frente a los 12 estudios de base de datos y prospectivos (OR: 1,25; IC del 95%: 1,08-1,45.

En cinco estudios en los que se realizó el ajuste con respecto a las infecciones de las vías respiratorias, las estimaciones del riesgo fueron más débiles pero persistieron significativas (OR combinadas: 1,16; IC del 95%: 1,08-1,25). Este hallazgo también fue aplicable en tres estudios en los que se analizó el inicio subsiguiente de (OR combinadas para asma a los dos años o después: 1,16; IC del 95%: 1,06 a 1,25). En tres estudios en los que se evaluó la exposición durante el embarazo, las OR combinadas fueron 1,24 (IC del 95%: 1,02 a 1.50).

Las limitaciones de este análisis comprenden la posibilidad de que el análisis de periodos de «reposo farmacológico» más prolongados entre la exposición a los antibióticos y el asma pueda sobrecompensar el sesgo protopático y que las estimaciones del efecto con tratamiento ajustados derivados de la mayor parte de los estudios puedan haber «ajustado excesivamente» la estimación combinada frente a la verdadera estimación que debiera ser.

Los autores del estudio afirman: «Hasta el momento, los datos disponibles indican que la exposición a los antibióticos en las primeras etapas de vida o in utero incrementa levemente el riesgo de que se presente «asma infantil». «Sin embargo, esta conclusión sigue siendo tentativa, pues se observaron indicios de sesgo protopático en los estudios metodológicamente menos seguros. Se necesitan estudios futuros de cohortes prospectivas extensas que aborden en forma adecuada los problemas de sesgo protopático para resolver en forma definitiva esta cuestión.

Uno de los autores del estudio (Dr. Kari R. Risnes) fue respaldado económicamente por una beca de Liaison Committee entre la Central Norway Regional Health Authority y la Norwegian University of Science and Technology. Los otros autores del estudio han declarado no tener ninguna relación económica pertinente.

Referencias

 

Pediatrics. Published online May 23, 2011

Publicado en  MEDSCAPE MEDCenter

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: